Las frutas y las verduras

frutos-rojos

La alimentación de nuestros hijos siempre suele ser un motivo de preocupación.

Nos repetimos una y otra vez las mismas preguntas:

  • ¿Mi hijo come la cantidad suficiente y de manera variada?
  • ¿Cómo conseguir que consuma todo los grupos de alimentos?
  • ¿Cómo evitar el sobrepeso?
  • ¿Se está alimentando o también se está nutriendo?

A estas preguntas y muchas otras las iremos contestando a lo largo de las semanas.

¿Qué hacemos con las frutas y las verduras?

Muchos de nuestros hijos comen en el colegio. En los menús escolares siempre incluyen frutas y verduras, pero ¿qué hacemos si a nuestros niños no les gustan y no las comen en casa? ¿Las comerán en el colegio?

Pueden ocurrir dos cosas: o que rodeado de otros niños que las comen ellos se lancen a la aventura de probarlas o que directamente las dejen sin tocar en el plato.

Las frutas y las verduras son importantísimas en la dieta de nuestros pequeños, son una fuente fundamental de nutrientes y vitaminas.

El gusto de los niños va cambiando según van creciendo, luego debemos ofrecerles durante toda su etapa de crecimiento alimentos nuevos para ir incorporándolos a su dieta.

Las verduras deberían aparecer siempre como parte importante tanto de la comida como de la cena. A la mayoría de los niños no les gustan las verduras, pero podemos introducírselas como acompañamiento de otros platos. Siempre debería haber una ensalada, algo de verdura cocida o una crema de verdura en cada una de sus comidas principales.

A los niños les encanta el queso. Una buena ayuda sería rallar un poquito de queso parmesano sobre las verduras. El queso le da un sabor que a ellos le gusta y puede que se decidan a probar la verdura que se encuentra en el plato.

Otro truco sería hacer una tortilla con calabacín o añadirle una manzana al puré de verduras para que tenga un sabor más dulce que siempre toleran mejor.

La fruta a la que muchas veces llegan ya muy cansados después de la comida. Ofrezcámosles fruta en la merienda o a media mañana de manera divertida. Podemos hacer zumos de fruta y que ellos nos ayuden acortarla en cuadradito pequeños y hacer brochetas de frutas para merendar. ¡A los niños les encanta colaborar en la cocina!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¡SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!

×