La cebolla (allium cepa)

CEBOLLA

 

“Contigo pan y cebolla”, dice el refrán para indicarnos la humildad de la cebolla.

 

La cebolla es sólo una de tantas variedades del ajo, como son el puerro, la escalonia y los ajetes. Tiene tantas propiedades curativas como éste sin ser tan agresiva en su sabor.

 

Hay variadas clases de cebollas, como las chalotes o echalotes, cebolletas, cebollino, cebollino chino, calçots…

 

La cebolla se puede utilizar de distintas maneras. Personalmente, prefiero su utilización en crudo, porque es cuando mejor conserva sus propiedades. No por ello deja de ser útil en cocciones, sofritos, caldos y sopas, tanto para mejorar la salud como en la preparación de un buen plato.

 

Se ha hablado mucho de las propiedades beneficiosas de la cebolla en numerosas dolencias y en ciertas enfermedades (dolores musculares, gota, retención de líquidos) debidas a un exceso de ácido úrico en el organismo, provocado por el exceso de alcohol, los alimentos fritos, los alimentos industriales, los azúcares… Como depurativo, una cura de cebolla y ajo ayuda a que nuestro cuerpo llegue a detestar el tabaco, el alcohol y las grasas saturadas.

 

La inulina y los oligofructosacáridos son fuentes habituales de prebióticos. Normalmente se extraen de alimentos como la cebolla, la alcachofa, la achicoria, los espárragos, etc., y es bien sabido su efecto beneficioso sobre el sistema inmunológico ya que alimentan la biota intestinal.

 

Por lo tanto, acostumbrémonos a que haya siempre una cebolla fresca en nuestros platos para que nuestro cuerpo no carezca de las vitaminas necesarias para su buen funcionamiento.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¡SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!

×