Hablamos del foie gras

Foie gras

En el Gabinete Nutricional Ángela Quintas normalmente os hablamos de los servicios que ofrecemos a nuestros pacientes, así como de trucos y consejos para una alimentación más saludable. Hoy queremos cambiar nuestro discurso y hablar sobre un producto alimenticio que viene acompañado de polémica, el foie.

Foie-gras significa literalmente “hígado graso” en francés. El foie es el hígado de ganso, oca o pato hipertrofiado, que se ha conseguido por sobrealimentación del animal durante aproximadamente dos semanas. Una vez extraído el hígado del animal se somete a temperatura para higienizarlo. El foei gras está compuesto solamente de hígado de ave y a veces se añaden condimentos como especias, plantas aromáticas, aguardientes, licores o vinos.

Podemos encontrar otros productos que se producen a partir del foi-gras. El bloc de foie gras, es un foie gras reconstituido y un condimento. El foie gras trufado, que puede contener por lo menos un 3% de trufa en su elaboración. También existe el foie gras mi-cuit o en semi-conserva, que está sometido a una semicocción, y el foie gras en conserva, que se cuece a 110ºC.  Otras de las variaciones son el parfait de foei (mezcla de un 75% de hígado graso con un 25% de hígado magro), los patés o los mousse de pato.

Si hablamos de la composición nutricional del foie, tiene un alto contenido en calorías, grasas saturadas, así como colesterol y sodio. Por todo ello, es aconsejable consumirlo de manera ocasional.

Nos vamos a detener en el paté, para explicar mejor qué es. El paté es un derivado cárnico que se elabora con vísceras (incluido hígado) de diversos animales, otro tipo de carnes de distintos animales, además de aditivos y especias. El paté es un alimento rico en grasas saturadas, por lo que no es muy recomendable su consumo sin control. Pese a que el paté suele ser utilizado para los bocadillos de los niños, cabe destacar que es un alimento demasiado graso y calórico para consumirlo de manera frecuente. También hay que tener en cuenta que puede contener gluten y hacerse no apto para celiacos.

La polémica que trae consigo el foie es que para conseguir la enfermedad denominada esteaosis hepática (o hígado graso) en los gansos, ocas o patos, se les inmoviliza en las granjas y se les sobrealimentan. La alimentación forzada del animal hace que el hígado alcance su máximo desarrollo y acumule grandes cantidades de grasa en el hígado.

De un tiempo a esta parte, existen asociaciones pro-derechos de los animales y ecologistas se movilizan en contra de la alimentación forzada de los animales, poniendo en tela de juicio el procedimiento original de elaboración del foie.  Hay países que han prohibido la alimentación forzada, como Argentina, Alemania, Dinamarca, Israel, Italia, Países Bajos y Reino Unido entre otros. Incluso en el Estado de California está prohibida la producción y venta de foie gras obtenido por la alimentación forzosa.

Esperamos que con este artículo informativo sobre el foie gras conozcáis más a fondo este alimento y os haya sido de utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¡SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!

×