Entrevista al actor Manuel Burque

requisitosparaser

Como os contamos hace unas semanas, desde el Gabinete Nutricional de Ángela Quintas se asesoró al actor Manuel Burque durante el rodaje de la película “Requisitos para ser una persona normal”. Por exigencias del guión, este actor tuvo que engordar 15 kilos, y estuvo siempre controlado por nuestro equipo. Tras su paso por el Festival de Málaga, hemos hecho una entrevista a Manuel, donde nos cuenta en primera persona su experiencia. Esperamos que os guste.

 

Estáis en plena promoción de la película “Requisitos para ser una persona normal”. Cuéntanos un poco sobre tu personaje en la película.

Mi personaje es Borja, un treintañero que trabaja en Ikea y vive con su abuela. Un pelirrojo lleno de ternura, simpatía y… kilos. Muchos kilos. Conoce a María de las Montañas, el personaje que interpreta Leticia Dolera, y deciden hacer un pacto, un quid pro quo. Borja la ayudará a cumplir los requisitos para convertirse en una persona normal y ella, a cambio, le ayudará a adelgazar. Joder, qué contento estoy de haber participado en esta peli. Es tan especial…

¿Cuáles son las características físicas de tu personaje?

Borja es pelirrojo, barbudo, gafotas y gordito (lo digo todo con mucho cariño porque comparto con el tres de las cuatro características).

¿En cuánto tiempo conseguiste llegar al peso que necesitabas tener?

Inicialmente, Leticia me pidió 25 kilos. Hubiese sido el peso ideal para el personaje. Pero sólo teníamos dos meses y medio, y además mi cuerpo consume como un autobús viejo. Así que nos pusimos la meta en 15 kilos. Si podía más, pues más.

Primero tuvimos que bajar peso durante dos semanas para poder normalizar el colesterol (lo tengo genética y tristemente alto) y realizar un aumento de peso “sano”.

Una vez normalizado el maldito colesterol, la aventura de engorde comenzó (si no me equivoco) sobre el 15 de febrero. El 28 de abril tenía que tener los kilos listos para empezar a rodar.  Llegamos justos a los 15 kilos, porque mi metabolismo es altísimo. Cada kilo que ganaba era como una etapa de montaña del Tour.

Tras comenzar el rodaje debía seguir con la dieta para poder mantener el peso. Un rodaje quema mucho y corríamos el peligro de que bajase kilos. Una epopeya que duró tres meses y medio. Menos mal que Ángela es una crack y tuvo todo el tiempo el control de la situación.

Durante este tiempo, ¿en qué consistía tu dieta?

La dieta se puede resumir en dos partes: frecuencia y contenido.

La frecuencia era de 7 comidas al día. Básicamente cada tres horas. Tres desayunos copiosos, una comida copiosa, una merienda copiosa, una cena copiosa y… una recena. No tan copiosa. Con la recena muchas noches ya ni podía. Estaba demasiado lleno.

El contenido era muy abundante, pero muy equilibrado. Hidratos de alta caloría (pan, pasta, patata, legumbres…) mezclado siempre con proteínas bajas en grasa (conejo, pollo, pavo o pescado). En las comidas y cenas, tras el postre, me bebía un batido de un litro de proteínas e hidratos, que equivalía a las calorías de otra comida. Era como vivir cada día en Navidades.

Todo haciendo analíticas con frecuencia para comprobar que todo estaba en orden. Ángela era muy responsable a ese respecto, y quería arriesgar nada en salud. Salió todo a pedir de boca.

¿Hubo algún momento en el que se te antojó algo y no podías comer?

No. No se me antojaba nada. Porque estaba todo el día lleno. A rebosar.

A la vuelta, en la dieta de adelgazamiento, fue al contrario. Echaba de menos todo lo que comía en la dieta de engorde. En fin… un sacrificio en ambas direcciones.

Durante este tiempo, ¿trabajaste en otros proyectos?

Yo soy principalmente guionista así que no tuve ningún problema. Sólo tenía que llevarme la comida a todas partes y listo.

Bueno… también estaba con mi monólogo, Superman también se toca. Tengo que decir que  dejaron de servirme los pantalones rojos que usaba. Estaba rollizo, rollizo.

Tras la película, ¿cómo has vuelto a tu peso original?

No costó demasiado. Con quitar dos comidas al día, los batidos y los hidratos de alta caloría, bajé bastante rápido.

Si tuvieras que resumir en tres palabras el trabajo de asesoramiento del Gabinete de Nutrición de Ángela Quintas, ¿cuáles serían?

Sano, responsable y con mucho sentido común.

Ya sé que no son tres palabras, pero Ángela y su equipo merecen todos los adjetivos buenos que se puedan extraer del diccionario. Fue una experiencia brutalmente buena. Ahora como mucho más sano, me siento mucho mejor y mi colesterol ha bajado. De hecho, es una de esas cosas que han funcionado como punto de inflexión en mi vida. Haber engordado para Requisitos para ser una persona normal ha aumentado mi esperanza de vida seguro. A no ser que me caiga una maceta en la cabeza, voy a vivir muchos más años porque ahora tengo controlado el colesterol.

Y a todo esto, estoy mucho más delgado que cuando empecé. Pero es una consecuencia de estar sano. Así que no le doy importancia. Aunque la gente cuando me ve, inmediatamente me pide el número de mi dietista. Antes de dárselo, les doy una charla sobre hidratos, proteínas, metabolismo, picos de insulina…

De los cambios de peso más famosos del mundo del cine, ¿tienes alguno que admires especialmente?

Hombre, no es porque fuese también con Ángela, pero el de Antonio de la Torre fue impresionante. 34  kilazos de engorde tras los que estaba un pedazo de actor.

También destacaría el de Robert de Niro para Toro Salvaje, pero porque es una mis películas favoritas y siempre es importante hacerse el intelectual.

Como mola estar entre estos nombres. A partir de ahora la gente me meterá en la lista con Antonio de la Torre, Robert de Niro o Christian Bale. (No, no lo hará. Pero me gusta imaginar que sí).

Y después de tanto hablar de la película, ¿cuándo podremos verla?

Acabamos de volver de Málaga, de donde nos hemos traído una acogida espectacular de la presa y el público, y cinco premios como cinco soles. Fue muy emocionante ver a la gente reír y disfrutar con la película en todos los pases. Requisitos para ser una persona normal inaugura la carrera de una autora de la que veremos muchas más joyas en el futuro: Leticia Dolera.

Estrenamos el 5 de junio. Recomiendo a todo el mundo que vaya a verla porque es una comedia romántica tan especial, que saldrán del cine con una sonrisa de oreja a oreja.

¡Muchas gracias!

 

Desde el Gabinete Nutricional de Ángela Quintas queremos agradecer a Manuel su confianza y sus palabras, y os animamos a que no os perdáis esta divertida historia. ¡Gracias!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¡SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!

×