Bienestar Intestinal

Bienestar intestinal con Probióticos y Prebióticos

Los alimentos probióticos tienen microorganismos que mejoran el funcionamiento del sistema inmune y nuestra flora intestinal. Así, previenen el riesgo de contraer enfermedades, fortalecen la flora intestinal, estimulan las defensas y ayudan a metabolizar ciertos nutrientes y a absorber vitaminas.

Los prebióticos y probióticos acompañados de la dieta adecuada te ayudarán a mejorar la digestión y reducir o eliminar problemas de estreñimiento, gases, diarreas o Candidiasis.

Nuestro ecosistema intestinal está formado por la mucosa con una superficie de 300m2, la microbiota formada por 100.000 billones de bacterias y las células inmunocomponentes.

De su buen estado dependen dos pilares fundamentales, la asimilación de macronutrientes y micronutrientes, junto con un buen sistema inmunitario.

En algunas ocasiones nuestro ecosistema intestinal se ve alterado por infecciones digestivas producidas por virus o bacterias (helicobacter pilori, rotavirus, etc.), estrés, antibióticos, intolerancias alimentarias y enfermedades inflamatorias intestinales (Crohn/ Colon irritable).

Cuando esto ocurre aparecen diversidad de sintomatologías (malas digestiones, dolor de estómago, intolerancia alimentaria, diarreas, infecciones en la piel, etc.)

Para reparar ese sistema intestinal tendremos que utilizar probióticos y prebióticos.

Los probióticos son microorganismos vivos que cuando son absorbidos producen beneficio para la salud.  Los probióticos son cepa y dosis dependiente, tendremos que elegir para cada caso cual es la cepa y la dosis correcta.

Los prebióticos son ingredientes alimenticios no digeribles que estimularán de modo selectivo el crecimiento de microorganismos que producen un beneficio para la salud.

Existe mucha diversidad de patologías que pueden ser tratadas con probióticos y prebióticos como HPy, candidiasis, etc.